lunes, 16 de agosto de 2010

ESPA

ESPADA: La palabra espada proviene del latín spatha (que también sirvió para denominar a la espada larga y recta romana de caballería), y esta, a su vez del griego spathe. Etimológicamente el nombre permanece hoy día en el francés como épée y en el italiano como spada.
La espada es un arma blanca de uno o dos filos que consiste básicamente en una hoja recta cortante, punzante —o con ambas características—, con empuñadura, y de cierta envergadura o marca (marca: aproximadamente a partir de medio metro). Según la definición estricta no serían espadas los sables, las katanas, etc.
En un sentido más amplio se tiende a entender por espada cualquier arma blanca de cierta envergadura, independientemente del estilo de la hoja. El diseño y la construcción de la espada puede variar mucho. Según la longitud de la hoja, su forma, sus filos, sus empuñaduras, gavilanes, su procedencia, etc. De acuerdo a las características que poseen, reciben una determinada denominación que identifica, clasifica y encuadra al arma dentro de un tipo particular.
Tienen su hoja metálica afilada en uno o los dos filos si es de tajo, o sin filos y con puntas agudas y duras si es de punzar; o ambas características. La empuñadura se hacía de muchos y diversos materiales, sobre todo si eran espadas para "ceñir" o de "parada" aristocráticas, pero se solía emplear la madera o cuerno recubierta —o no— de cuero o cordelería.
Siendo su aparición muy temprana (4º milenio antes de nuestra era), su hoja se hizo inicialmente de cobre (muy débil), posteriormente de bronce, hierro y, finalmente acero templado. La factura y el manejo de la espada permanecen constantes a lo largo de los siglos, pero las técnicas varían entre culturas y periodos como resultado de las diferencias en el diseño y propósito de la hoja. Los nombres dados a muchas espadas en la mitología, literatura e historia reflejan el alto prestigio del arma (ver listado de espadas).
Historia:
Edad del Bronce
: Los humanos han fabricado y usado armas con filo desde la Edad del Bronce. La espada se desarrolla a partir de la daga cuando la confección de hojas largas se hace posible a principios del II milenio adC. Las espadas más largas de 90 cm. son raras durante la Edad del Bronce, pues su longitud excede la capacidad extensible del bronce (aleación de cobre y estaño). No fue hasta el desarrollo de aleaciones más fuertes, como el acero, que la espada larga fue práctica para el combate.

Las espadas de la Edad del Bronce tienen su origen en los trabajos del cobre del Mediterráneo y el Mar Negro, así como en Mesopotamia. La espada inicia su andadura europea mientras que el Próximo Oriente tiene durante un tiempo únicamente dagas; la espada destronará finalmente al puñal como arma simbólica del guerrero. La producción de espadas en China se documenta desde la Edad del Bronce, en la Dinastía Shang.
La empuñadura en los orígenes consiste simplemente en un mango, que protegía a la mano de resbalar sobre la hoja al empujar. En el siglo XV adC se conocen en la Europa Central y Nórdica las espadas de lengüeta, las hojas tienen una estrecha lengüeta que se inserta en la empuñadura dando lugar a formas diversas en el sistema de enmangado, que llegaron pronto al Mediterráneo Oriental: Grecia, Chipre y Egipto. Las espadas del Bronce Nórdico desde aproximadamente el 1400 a.n.e. muestran los característicos diseños espirales.
Las espadas conocidas como Naue Type II que se expandieron desde la Europa meridional hacia el Mediterráneo, han sido relacionadas por Robert Drew con el Colapso de la tardía Edad del Bronce.
Cabe señalar que el metal es, durante largo tiempo, un elemento de prestigio, con el que se fabrican las armas, joyas y objetos ceremoniales, a los que sólo tienen acceso las clases dominantes. Para la metalurgia se requiere un especialista a tiempo completo, mientras que las herramientas cotidianas siguen fabricándose a nivel doméstico, con madera o piedra tallada. Solo la élite y los personajes de cierto poder social están en disposición de tener estar armas y conseguir conquistas y defensa personal. Esta diferencia social, fuerza y carisma, acabará convirtiendo a estos personajes en defensores de un territorio y una población, y se empezará a esbozar la figura del héroe.
Edad del Hierro: Las espadas de hierro se hacen más comunes desde el siglo XIII a.n.e. Los Hititas, los Micénicos, y la cultura Proto-Céltica de Hallstatt (s. VIII a.n.e.), figuran entre los primeros usuarios de espadas de hierro. El hierro tenía la ventaja de poderse producir en masa, por la mayor cantidad disponible de materia prima. Las primeras espadas de hierro no son comparables con las posteriores de acero; quebradizas, incluso inferiores a una buena arma de bronce, pero su fácil producción, y la mayor disponibilidad de materia prima permitían por primera vez el equipamiento de ejércitos enteros con armas de metal, aunque ocasionalmente los ejércitos Egipcios de la Edad del Bronce fueron completamente equipados con armamento de bronce.
Finamente los herreros aprendieron que mediante la agregación de cierta cantidad de carbón (añadido durante la reducción en forma de carbón de leña) en el hierro, podían producir una aleación mejorada (ahora conocida como acero). En la antigüedad existieron varios métodos diferentes de facturación de espadas, entre los que es más conocido el diseño por soldadura (pattern welding).La técnica de diseño por soldadura consistía en unir distintos tipos de acero, para mejorar la resistencia y tenacidad del material. En esa época, el acero soldado por forja se encontraba casi exclusivamente en las ranuras centrales que se hacían a las hojas para reducir la masa y mejorar la flexibilidad y equilibrio.
Se llegaron a desarrollar diseños intrincados que eran considerados la marca del maestro herrero.
Con el tiempo, se desarrollaron diferentes métodos por todo el mundo. En el tiempo de la Antigüedad Clásica y los Imperios Partho y Sasánida de Iran, fueron comunes las espadas de hierro. La xifos y la kopis griegas y la gladius romana son ejemplos del tipo, midiendo aproximadamente de 60 a 70 cm. El tardío Imperio Romano introdujo la spatha (el vocablo para su empuñadura, spatharius, se convirtió en un rango del tribunal en Constantinopla), más larga, y desde entonces el término espada larga se aplica a las espadas comparativamente largas de sus respectivas épocas. Las espadas chinas de acero hacen su aparición desde el 3º siglo a.n.e., en la Dinastía Qin; encontramos la Dao con sólo un filo, en ocasiones traducida como sable o espada ancha, y la Jian de doble filo.
Edad Media: El tipo spatha permanece extendido durante el periodo de las Migraciones y aún en la Edad Media. Las spathas de la era Vendel (Suecia, 550-793) estaban decoradas con motivos germánicos (similares a los de los bracteates – moneda de oro plana-germánicos, elaborados tras las monedas romanas).

La Era Vikinga contempla nuevamente una producción más estandarizada pero el diseño básico sigue siendo deudor de la spatha. Sólo desde el siglo XI las espadas normandas empiezan a desarrollar los gavilanes o la cruz. Durante las Cruzadas del siglo XII (o XIII) este tipo cruciforme permanece estable, con variaciones que sólo afectan a la forma del pomo. Estas espadas estaban diseñadas como armas cortantes, si bien se hicieron comunes puntas efectivas para rebatir las mejoras en la armadura. Las espadas de un solo filo se popularizaron en Asia. La espada coreana Hwandudaedo, derivada de la Dao china, se conoció en el medievo temprano de los Tres Reinos. La Katana japonesa, cuya producción se documenta aproximadamente en el año 900 deriva también de la Dao.
Baja Edad Media y Renacimiento: Entre el 1300 y el 1500, durante el Renacimiento, junto a la mejora de la armadura, nuevos diseños de espada se desarrollaron cada vez más rápido. El principal cambio fue el alargo de la empuñadura, permitiendo un uso ambidiestro, y una hoja más larga.
Hacia el 1400 este tipo de espada, llamada en su tiempo Langes Schwert o Spadone, fue común, y varios Fechtbücher (Libros de Armas) que se conservan de los siglos XV y XVI ofrecen instrucciones sobre su uso. Otra variante fue la espada especializada en perforar la armadura, del tipo estoque. La espada larga se popularizó por la capacidad de alcance, de corte y empuje, mientras que el estoque lo hizo por su habilidad para alcanzar los huecos entre las placas de la armadura.
La empuñadura se envolvió en ocasiones con alambre, o piel de animal para ofrecer una mayor sujeción a la vez que dificultaba la posibilidad de desarme al golpear la mano.
En el s. XVI, la larga Doppelhänder (hoy llamada Zweihänder; ambos términos germánicos que designan el uso de las dos manos) finalizó la tendencia al incremento de tamaño de las espadas (sobre todo por la disminución de las armaduras de placas y el advenimiento de las armas de fuego), y la temprana Edad Moderna vio el retorno a las armas más ligeras, para una sola mano. La espada en este periodo de tiempo fue el arma más personal, la más prestigiosa y la más versátil en el combate cuerpo a cuerpo, pero empezó a declinar su uso militar debido a que la tecnología cambió la guerra. No obstante, mantuvo un rol principal en la auto-defensa civil.
Edad Moderna: Se cree que el Rapier evolucionó de la española Espada ropera en el s. XVI. El Rapier difiere de las espadas más antiguas en que no se trata de un arma militar, sino de uso civil. Tanto el Rapier como la Schiavona italiana desarrollaron la cruz en forma de cesta para proteger la mano.
Durante los siglos XVII y XVIII la Smallsword, más corta, se convirtió en un accesorio esencial en Europa y el Nuevo Mundo, y la mayoría de hombres ricos, y oficiales militares, llevaron uno. Tanto la Smallsword como el Rapier permanecieron como las espadas de duelo más populares hasta bien entrado el siglo XVIII.
Cuando el vestir espadas pasó de moda, los bastones tomaron su lugar en el armario de los caballeros. Algunos modelos de bastón (conocidos como bastones espada) incorporaban una hoja escondida. La Canne, arte marcial francés, se desarrolló como una técnica de lucha con bastones y bastones-espadas, hasta convertirse en un deporte.
Hacia el fin de su vida útil, la espada sirvió más como un arma de auto-defensa que para un uso en la batalla, y la importancia militar de las espadas decreció durante la Edad Moderna. Incluso como arma personal, la espada empezó a perder su preeminencia a principios del siglo XIX, paralelamente al desarrollo de armas de fuego personales y fiables.
Las espadas siguen en uso, pero cada vez más limitadas a dignatarios oficiales militares y uniformes ceremoniales, a pesar de ello, muchos ejércitos conservaron sus armadas de caballería pesada hasta después de la I Guerra Mundial. Por ejemplo, el ejército británico, adoptó formalmente un nuevo diseño de espada de caballería en 1908, casi el último cambio de armamento antes del estallido de la guerra. Las últimas unidades de caballería pesada británica no pasaron a los vehículos armados hasta 1938. Las espadas y otras armas dedicadas a la melé, fueron empleadas ocasionalmente por varios países durante la II Guerra Mundial, si bien como arma secundaria por su desfase ante el armamento contemporáneo.
Instrumentos de castigo: Las espadas genuinas pueden usarse para administrar una diversidad de castigos físicos: penas capitales por decapitación (el uso de la espada, un arma honorable de militares, era considerada un privilegio) o la amputación de miembros. En Escandinavia, en donde por tradición se aplicaban los castigos con la espada, los nobles eran decapitados con una espada y los plebeyos con un hacha.
En Asia se puede ver un uso similar a la espada. El shinai, una espada de práctica, es también usado como instrumento de azotes, muy común en escuelas extracurriculares privadas.
Morfología y Terminología: La espada se forma de la hoja y de la empuñadura. El término de vaina designa la cubierta de la hoja de la espada, donde reposa cuando no está en uso.
Hoja: Tres tipos de ataques pueden realizarse con la hoja: punzar, cortar y rasgar. La hoja puede tener doble filo o un sólo filo, esta última puede tener un falso filo cerca de la punta. Al manejar la espada, el filo verdadero o lado mas largo es el que se usa para punzadas en recto o estocadas, mientras que el filo falso o lado mas corto es usado para contra-atacar. Algunas empuñaduras tienen el filo en la parte mas larga, mientras que empuñaduras más simétricas permiten el intercambio del lado corto y del lado largo simplemente girándola.
La hoja puede tener muescas o acanalamientos conocidos como fullers o abatanadores que dan ligereza a la hoja y permiten a su vez mantenerla fuerte y rígida. La hoja puede estrecharse de forma más o menos aguzada hacia la punta, usada para punzar. La parte de la hoja entre el Centro de Percusión (CoP) y la punta se le conoce como punto débil de la hoja. La sección entre el Centro de Balance (CoB) y la empuñadura es conocida como punto fuerte de la hoja. La sección entre el CoP y el CoB es la parte media de la hoja. El ricasso u hombro es la pequeña sección de la hoja inmediata hacia la guarda que se encuentra completamente sin filo, y puede ser presionada con un dedo para aumentar el control de la punta. Muchas espadas no tienen ricasso. En algunas armas largas, como la Zweihänder alemana, una cubierta de piel envuelve al ricasso y un espadachín puede extender ahí su dedo para manejar mejor la espada en combate cercano.
Normalmente el ricasso contiene la marca del herrero de la espada. En las hojas japonesas esta marca aparece en la espiga (parte de la hoja que se extiende dentro de la empuñadura) bajo el mango. En el caso de una espiga de cola de rata, el herrero de la espada solda una delgada vara al final de la hoja hacia la guarda, esta varita llega hasta la empuñadura (finales del s. XX y construcciones posteriores). Esto ocurre de manera más común en réplicas decorativas, o espadas baratas de ornato; las espadas tradicionales no usan este método de construcción, ya que puede romperse fácilmente el punto de soldadura.
En la elaboración tradicional, el herrero de la espada forja la espiga como parte de la espada. Las espigas tradicionales van a través de la empuñadura; dándole mayor durabilidad que la espiga cola de rata. Los herreros colocan dicha espiga al final del pomo de la espada, o en ocasiones soldan la empuñadura con la espiga y la parte final de esta la atornillan al pomo de la espada. Este estilo es conocido como de espiga estrecha u oculta. Las replicas modernas, menos tradicionales, de las espadas en ocasiones tienen el pomo atornillado o una nuez del pomo sujeta la empuñadura y permiten desmantelarla.
La espiga completa (más común en cuchillos y machetes), tiene el mismo ancho que la hoja y cuenta con el mismo grosor del mango. En las espadas europeas o asiáticas vendidas en la actualidad, muchas espadas anunciadas como de espiga completa en realidad son de espiga cola de rata.
A partir del siglo XVIII, la espada se creo para cortar, esto es la parte afilada de la hoja, se curvaba con un radio igual a la distancia del cuerpo del espadachín que la iba a usar. Esto permitía que la hoja tuviera un efecto de sierra más que de simple corte. Las espadas Europeas, al usarse con toda la longitud del brazo, su radio de curvatura era de aproximadamente un metro. Las espadas de medio oriente, al usarse con el brazo flexionado, tenían un radio más pequeño.
Empuñadura: Por empuñadura se comprende toda la parte de la espada que permite el control y manejo de la hoja y consiste del mango, el pomo y una guarda simple o elaborada. Las espadas de la era post-Vikinga consistían únicamente de una guarda cruzada (llamada empuñadura en cruceta). El pomo, además de mejorar el balance de la espada y del mango, podía usarse como un instrumento de ataque en el corto alcance. El pomo también podía tener borlas o nudos de la espada. La espiga es la extensión de la estructura de la hoja a través de la empuñadura.
Vaina: La vaina es la cubierta protectora en la cual reposa la espada. En todo el milenio, la vaina ha sido elaborada de diversosmateriales, incluyendo piel, madera y metales como ronce y acero.
La abertura de la vaina por donde se introduce la hoja se llama garganta, y forma parte de toda la montura de la misma vaina en la cual lleva un gancho o un anillo que facilita la entrada de la espada. En las vainas de piel generalmente está protegida por una punta de metal en la cual descansa la punta de la hoja de la espada. La vaina, ya sea de metal o de piel, brinda una protección extra a través de una extensión llamada cuña o zapato.
Espadas de un solo filo y espadas de doble filo.: Como ya se había indicado anteriormente, los términos espada larga, gran espada y la Claymore Gaélica se relacionan a una era en específico y cada término designa un tipo particular de espada. En sentido estricto una espada es una hoja recta de doble filo diseñada para cortar y rasgar. Sin embargo, de manera general, el término se ve modificado por las diversas influencias culturales, casi todos los investigadores llaman a las espadas de un solo filo, como las armas asiáticas, con la palabra de espada, por el prestigio que comparten de sus contrapartes europeas.
Los europeos también se refieren de manera frecuente a sus espadas de un solo filo como espadas, incluyendo a los sables y floretes. Otros términos (cimitarra, mandoble, florín, tranchete, chafalote, espada mortuoria) son para referirse en esencia al mismo tipo de arma, pero la diferencia de nombre se debe a sus distintos usos en distintas épocas.
Un machete es una herramienta que se asemeja a una espada de un solo filo y sirve para cortar maleza y a veces usada como arma por los campesinos en el campo de batalla.
Espadas a una mano: Espadas de la edad de bronce, longitud 60 cm., un solo filo.Espadas de la edad de hierro, xifos, gladius y jian, similares en forma a las espadas de la edad de bronce.
Spatha longitud de 80 a 90 cm.
El arma clásica de la Europa Medieval, longitud 110cm.
Espada Suiza Baselard del medievo tardío, Cinquedea Italiana del renacimiento y la Katzbalger Alemana esencialmente reintrodujeron la funcionalidad de la spatha, coincidiendo con el fuerte movimiento cultural de la emulación del mundo Clásico.
Las espadas de cortar y rasgar del renacimiento, parecidas a las antiguas espadas pero mejor balanceadas para un mejor corte.
Las espadas ligeras para duelo como la daga y la espada pequeña, aún vigentes hoy en día.
Espada corta Japonesa o wakizashi.
La Ida de la tribu Yoruba del oeste de África. También usada como espada a dos manos.
La cimitarra Árabe, similar al shamshir Persa.
El kris del este de la India, con una hoja de doble filo.
Espadas a dos manos:
Katana del s. XVI o XVII, con su saya.
Espada japonesa samurai, Tachi y Kodachi
Espada largay espada bastarda del medievo y el renacimiento.
Doppelhänder o Zweihänder del s.XVI (En alemán espada de doble mano o a dos manos).
La espada China anticaballería, Zhanmadao de la Dinastía Song.
Espada de la Escocia de las Tierras Altas, Claymore (o Claidheamh mór-gáidhlig, gran espada) en uso hasta el s. XVII.
ESPADA BASTARDA: "Nota de Edición: La Espada Bastarda es un término moderno -en castellano- empleado en lugar de Montante o Espada larga".
En francés, por el contrario, si que hacía referencia a las espadas que tenían la "empuñadura" de mano y media, pero no está claro si por estar entre la empuñadura de a una o a dos manos, o porque quienes la utilizaron lo hicieron cuando - y por el uso de las armaduras de punta en blanco- los plebeyos y mercenarios, e incluso nobles, desdeñaron los blasones y heráldica por no portar ya escudos que no protegían más que sus armaduras. Por ello la aristocracia francesa empleó el "término" bastardo-bastarda para referencias a armas y gentes del final de su gloriosa caballería feudal. En inglés también se toma el término del francés, pero su término preferido es "Hand and a half sword" (Espada de mano y media). Según el historiador Oakshott, las empuñaduras era la característica principal de estas armas, no su tamaño total, lo que implica que fue más una moda debido al estilo de esgrima -se llevaban menos, o ningún, escudos- de esa época.
Definición: Espada Bastarda, o espada de mano y media es un nombre genérico que se utiliza para denominar muchas variedades de espadas europeas de hoja larga y recta, que pueden ser blandidas a media mano (Emplear la siniestra para asir la hoja en su primer tercio, o como apoyo de la diestra en la empuñadura) o a dos manos.
Una espada bastarda no era un tipo específico de espada, sino un arma desarrollada a partir de las espadas a una mano que aparecieron en prácticamente toda la europa occidental a finales del siglo XIII de nuestra era y que siguió en uso hasta bien entrado el siglo XVI. Es esencialmente una espada normal -cuya empuñadura modificada para asirse con dos manos acabó popularizándose hasta el punto de que 9 de cada 10 espadas fabricadas en la época tenían la empuñadura así... Pero debido a que las espadas de esa época comenzaron a ganar longitud, influyó en el razonamiento de que eran espadas a medio camino entre las alto medievales de empuñadura corta y los grandes espadones. Además, su hoja tendería poco a poco a fabricarse más fina y estilizada, usando la misma masa casi que su predecesora, pues no es más que una espada medieval mejor preparada para la esgrima y los mandoblazos.
Aclaraciones del uso de las armas de mano y media: Algunas espadas bastardas y todas las espadas largas (Del alemán "langswchert") eran armas de mano y media a dos manos, y no de una sola mano.
Por tanto las espada bastardas consideradas grandes corresponderían a las longsword de fin del medievo principios del renacimiento, y eran por tanto usadas a dos manos (El término mano y media es empleado para armas cuyo estilo y uso obligaban a emplear ambas manos de diversas maneras -pocas acciones se realizaban a una sola mano con estas espadas, y las suelen llamar "soltar" la espada-, lo que ratifica que no se usara a una o dos indistintamente)."
Datos del artículo de versiones anteriores: El peso de una espada bastarda está bien balanceado, siendo lo suficientemente pesada como para desmontar a un jinete, pero permitiendo el manejo y la velocidad que se requieren en un campo de batalla.
Al mismo tiempo, su longitud y peso la vuelven tan efectiva como un mandoble a la hora de romper formaciones de piqueros (que era el propósito original de los espadones).
Recibe su nombre por ser una hibridación de las dos espadas anteriormente mencionadas.
La versatilidad de esta espada que podía ser empleada como una maza, como una lanza y como un hacha logró que fuera ampliamente utilizada casi hasta el renacimiento cuando fue desplazada por el rapier o espada ropera.
La técnica empleada constaba de posiciones básicas como el gato, la dama, el Rey, Caballero entre otras además de ataques con el pomo y la guarda.

ESPADA LARGA: La espada larga —del inglés longsword—, también llamada en la península montante y en ocasiones espada de guerra, espada de mano y media e incluso espada bastarda, es una espada europea de hoja larga y doble filo, más estrecha y con cruz más amplia que la espada medieval, y con empuñadura para dos manos (o mano y media), que se usó profusamente entre los siglos XIV a XVI.
Su característica más importante fue, además de su longitud, su forma de blandirla. Estas armas se empleaban exclusivamente a dos manos, y dado que su empuñadura era de "a mano y media", ciertas -pocas- de sus formas de blandirlas podían hacerse a una mano.
La espada larga o montante -como ya hemos visto- recoge en su familia a varios tipos de espadas de hoja larga de uso principal a ambas manos entre las que se encuentran las antes citadas "pero" que no engloban las grandes armas de filo a dos manos de la época y posteriores como son el mandoble-espadón (Ver ficha de montante para aclarar términos hispanos), claymore y demás armas tradicionalmente llamadas "a dos manos". Esto es debido a su tamaño intermedio entre las familias de armas blancas a una mano y a dos, y a su forma y escuelas de esgrimirlas.
En el caso español, el montante -arma de doble filo a dos manos y de grandes gavilanes-, es el término correcto y más técnico de llamar a la espada larga, y es genérico para las espadas usadas a ambas manos de todas las épocas. Ciertos especialistas sólo usan el término para tipos de espadas no tan grandes como los espadones suizos y alemanes.
Morfología: La espada larga solía medir entre los 90 cm. y 120 cm. de hoja (Ver datos de medidas de la Colección Wallace) lo cual al añadir las largas empuñaduras hacían que este tipo de espadas pasaran normalmente del metro diez y llegaran hasta el metro treinta y cuarenta de algunos ejemplares muy grandes, y su peso solía exceder el kilo y medio. Su hoja de doble filo fue evolucionando a lo largo de los años de su exclusivo uso cortante al de casi exclusivo uso punzante cuando comenzaron a aparecer las armaduras blancas -las completas de placas de acero- por ello pasó de tener una hoja recta y estilizada a otra con hoja romboidal y muy afilada en la punta, a la que catalogan de forma diferente, llamándolas Estoque. Su guarda, gavilanes y demás partes de la empuñadura también evolucionan para poco a poco permitir un mejor uso como arma casi exclusiva de punzada.
Orígenes: Las espadas largas o montantes son un desarrollo natural desde las llamadas espadas medievales europeas -derivadas de las espadas nórdicas- las cuales eran blandidas a una sola mano, más anchas sobre todo en su primer tercio y con cruz más corta.
Fue, como muchas veces a lo largo de la historia, las armas defensivas (Ej. armaduras) las que influyeron en el desarrollo de armas más capaces de superar tales defensas. Por ello la espada clásica de caballero alto medieval comienza a estilizarse y alargarse, incluso haciéndose más puntiagudas para así conseguir mayor capacidad de daño y/o versatibilidad. Uno de estos desarrollos -el que nos ocupa- es el de la espada larga.
Aunque, como en muchas ocasiones, un arma o restos arqueológicos de ellas aparezcan muchas años o lustros antes de las fechas que dan los historiadores como dados para esas armas, es su uso extendido y su generalización el que nos da las fechas durante las que perduró. Por ello estos tipos de espadas, más largas que sus antecesoras, se dice que comenzaron a emplearse allá por el siglo XIII o XIV, y dejaron de estar en "gracia" -comenzó su desuso- en el siglo XVII.
ESPADACHÍN: Hombre que sabe manejar bien la espada.
ESPADÍN: Hoy el espadín, también llamado épée, es conocido por ser una de las tres hojas que se utilizan en esgrima. Originariamente, la épée era un arma dura, pesada, con una hoja que pesaba más de 750 gramos. Esto podría parecer insignificante pero combinado con la forma de la hoja, que en sección transversal era triangular y con su longitud de 1,09 a 1,14 m, la épeé era un arma de aspecto impresionante. Se usaba como prenda en algunos uniformes.
Esta arma de origen francés, que ha evolucionado de la espada ropera, no puede cortar pero es excelente para esquivar golpes y dar estocadas y son las espadas que vemos en las películas de mosqueteros. En realidad, era difícil causar una herida mortal al adversario a menos que se alcanzase un punto vital, y en las batallas reales era difícil de conseguir. Con el nacimiento de la esgrima deportiva, el espadín evoluciona al arma que a día de hoy se emplea en dicho deporte olímpico.
La espada en la esgrima deportiva: Como ya se ha indicado antes, la espada, una de las tres armas usadas en esgrima, procede del espadín.
Desde entonces posee unas dimensiones y reglas específicas: Su longitud máxima es de 110 CMS, su peso máximo es de 770 grs. Es el arma mas pesada de las empleadas en esgrima. Su hoja es de acero templado flexible o acero maragine, de sección triangular y sin bordes cortantes. El tocado se produce de estocada es decir solo con la punta del arma, donde se encuentra situado un sensor electrónico El blanco válido es todo el cuerpo, incluida la careta.
Espadón: RAE siglo XIX: "...Espada muy grande que corresponde al montante..."
El término espadón es una forma coloquial y moderna de llamar al montante (Voz correcta en castellano). No obstante ambas se refieren a grandes espadas de la época medieval y renacentista. En la actualidad, el término correcto de montante está en total desuso salvo por aquellos que estudian la materia o que practican "artes marciales occidentales" (Esgrima Medieval).
Espadón deriva de la raíz griega de "spatha" y sustituyó "por moda" al arcaico término "gladius" del latín vulgar empleado en la Península. Por esta razón todas las lenguas románicas y latinizadas usan el término Espadón en sus idiomas: Spadone (italiano), Espadon (francés), por ejemplo. Eso no implica que el término espadón sea más o menos correcto que el de montante, pero si nos da una pista de a qué espadas se referían. (Ver artículo inferior)
Aclaración sobre el artículo: Esta razón no quita que se vuelva a emplear el término correcto y contemporáneo a su época, pero hay que conceder la licencia de emplear tanto '''espadón''' como mandoble para hacer referencia a las espadas a dos manos. Por eso, el término montante que es válido para todo tipo de espada larga y grande abarcaría las voces espada larga, espada bastarda, espadón, mandoble y '''espada de mano y media''', dejando espadón para referirnos concretamente a las espadas de casi 2 metros de longitud que en el Renacimiento emplearon ciertas tropas de infantería y que popularizaron los mercenarios Suiza y Alemania. De este modo, el conocido término germano para las gigantes espadas "mercenarias", '''Zweihänder''' sería el que debiera explicarse en el artículo para diferenciar el resto de espadas a dos manos de las gigantescas espadas del Renacimiento.
Espadón Guja: Los Hocinos o Bills son hojas multifuncionales que incluyen una superficie cortante, una púa como de lanza y ganchos para desmontar a los jinetes.
Las armas de asta se diseñaron para el uso a dos manos y para la defensa de los soldados de a pie contra los caballeros con armaduras pesadas y se introdujeron en la Edad Media. Son más comunes en los campos de batalla que en los grupos de aventureros. Han existido cientos de variaciones con funciones especializadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada